Cita a Ciegas (No Comprendida)

Amores Náufragos

Es inevitable que nos pongamos temerosos frente a una situación que desconocemos. Y aún más, cuando vamos a conocer a una persona que, de la cuál, sólo sabemos su nombre. Esto ocurre muy a menudo en las citas a ciegas. Siempre nos ponemos nerviosos, pensamos en cómo será la persona, incluso nos ponemos a analizarnos a nosotros mismos. Cuáles serán nuestros defectos y virtudes, qué es lo que anhelamos tener. Todo este trance acaba, cuando ya estamos inmersos en esta realidad y curiosamente, todo lo que pensábamos no se cumple o no lo teníamos previsto. Ahí es dónde vemos la verdadera personalidad que tenemos.
Faltan solo pocos minutos. Me muero de miedo, ¿Cómo será? Espero que sea agradable y de buenos tratos. Porque no me gustaría que sea un amargado, que solo piense en él, que me trate como un objeto sexual. Creo que ya me estoy arrepintiendo de estar en esta cita a ciegas. Si todo sale mal, nunca más le hablaré a Gina pues, es la culpable de que esté aquí sentada en esta librería esperando, según ella, al hombre de mi vida. Ahora que me pongo a pensar, ¿Mi amiga me habrá notado desesperada por tener una relación? Yo no he dado signos de estarlo, claro, sé que hace tiempo que no tengo un amorío pero ¿Eso es normal, no? Además aún estoy joven, bueno, siendo sincera, no estoy tan chibola que digamos pero, al menos parezco de menos edad. Todo lo tengo en su sitio, la “ley de la gravedad” aún no me alcanza, además siempre voy al GYM, por que me moriría si tengo celulitis y me veo toda gorda llena de grasa por todas partes. No, qué horror.
Ya es la hora, y no llega. Siempre será así de impuntual, no me gusta los hombres así, pues dan a entender que una no le interesa y que prefieren otras cosas. Después están que nos dicen, eres solo mía. Claro cuándo les conviene. Ya Carolina, deja de pensar en esas cosas, que va a decir, que eres una amargada, que siempre ves las cosas negativas, que soy rebelde porque el mundo me hizo así. ¿Eso no era una canción? Bueno, no importa. Tengo que causarle buena impresión ¿Estaré bien vestida? ¿Le gustará mi peinado? Mira que hasta ondulación me hice. ¿Este escote estará muy provocador? Y este jeans, que me está apretando demasiado, un poco más y no me deja respirar. Es que a los hombres todo les entra por la mirada, y con lo mañosos que son, fácil que se fijará en mis curvas. Pero, eso sí, no quiero que llegue a pensar que soy una chica fácil y liberal.
Espero al menos que sepa mantener una buena conversación, pues si es aburrido, me largo inmediatamente. Pero, si me ha citado en una librería, es porque debe ser todo un intelectual. Recién ahora me arrepiento de no haberle hecho caso a mi profesor cuando me decía que lea por lo menos un libro al año. Carolina eres una “calabaza”, me dirá. ¿Pero si es todo un Nerd?
Otra vez llegando tarde. Esto ya es costumbre en mí, pero ahora no es culpa mía, el tráfico ha esta hora siempre es un caos en ésta bendita ciudad. ¿Qué estará pensando la flaca? Que soy un impuntual. Bueno, al menos ya sabe algo de mi personalidad, espero que no le incomode. Pero, ¿Cómo será ella? Ojalá que sea alta, flaca y que tenga un cuerpazo, mínimo. Claro que tampoco quiero que me pase de talla, pues no soy tan alto. Qué vergüenza. Ni tan flaca, al menos que esté rellenita, pero eso si, sin barriga. Aunque no estoy muy autorizado para hablar de panzas, pues tengo la mía. Pero ni modo, o es tener panza o dejar de tomar. Prefiero lo primero. Solo espero que no le gusten los fortachones, pues estoy fuera de forma. Mi trabajo es muy sedentario, todo el día sentado en una oficina del banco. Aunque te la pasas entretenido chateando por el Messenger.
A pesar que las chicas me coquetean y me animan para salir, no quedo en nada, pues tengo la sensación que solo me buscan para que les invite algo. No soy tan atractivo, pero ese dicho de “Billetera mata Galán”, siempre pasa conmigo. ¿Por qué no seré tan popular entre las chicas? ¿Será por mi peinado? Ya ni cabello tengo, creo que me quedaré calvo. Por eso me lo dejo crecer hasta que me tape las entradas que tengo. ¿Tal vez será por los lentes? Pero, ¿A qué mujer no le gusta un hombre intelectual? Uno que sepa hablar de todos los temas, que esté enterado de las cosas que suceden cada día en el mundo, hablar de política, de deportes. Bueno, creo que ya me di cuenta de mi error. Es muy preocupante ver como las chicas se alejan de mí, solamente por mi aspecto, creo que estoy condenado a buscar pareja en el Chat. Ahí al menos, la pinta es lo de menos, más se fijan en cómo escribes, de qué temas hablas y cómo te defiendes cuando te atacan. Claro, que después de ver mi foto, me bloquean de sus correos. Creo que tendré que practicar más el Adobe Photoshop.
Ahí está sentada, esperándome. Tiene “buen lejos”, creo que me saqué la “Tinka”. Ya hasta me sudan las manos, espero que no sea superficial y que al menos tengamos una buena charla para quedar bien y al menos llegar a conocernos, salir como amigos y quizás algo más. Deseo que esta vez no me rompan el corazón, como ya lo han hecho muchas veces.
¿Ese es? Ay, lo que me temía, tiene una onda intelectual, ¿Ahora qué diré? ¿Cómo debo comportarme en estos casos? Ya me puse muy nerviosa, al menos se nota que tiene estilo para vestirse y es más alto, pero ¿Sí se da cuenta que no soy de mucho hablar y más me gusta la acción? Ya sé, le pido que me invite un par de tragos, así nos desinhibimos y charlamos mucho mejor de cosas graciosas y capaz que nos vamos a una discoteca. Ese sí es mi ambiente.
– Hola, ¿Eres Carolina? Discúlpame por llegar tarde. Espero que no te hayas aburrido. Noto que eres una chica muy linda. Me llamo Juan y estoy a tus órdenes para lo que desees. Sí quieres, podemos ir a un lugar donde mejor te sientas.- Hola, Juan. Gracias por tus halagos, creo que nos quedamos aquí, para charlar mejor y conocernos más. Ya después se verá si nos vamos a divertirnos por allí, ¿Qué te parece?
Anuncios

3 comentarios sobre “Cita a Ciegas (No Comprendida)

  1. michuchis.. hermosa historia… me gusto…y espero qaue escribas otra mas rapido, viste… porque sino me aburro.. ya se que la inspiracion no se caga.. pero cagala, viste.. nos vemos, michu… cuidate y portate bien..

  2. no me gustó… qué te pasó esta vez compare?la historia no dice mucho, si bien cuentas sobre las sensaciones particulares q uno y otro pasan antes de esta “cita a ciegas” siento q le falta sustancia, mejor argumento. Lo q sí me gusto fue el paralelismo, pero debiste darle mejor cuerpo. Bueno man, pero lo bueno q sigas experimentando… hasta pronto. Tu hermano: cenizas

  3. Hola de nuevo, Carlos:

    ¿La caricatura que tienes puesta no representa a la actriz Penélope Cruz?

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s