Hunden barco pirata, pero siguen los secuestros.

La creciente ola de piratas en las costas de Somalia ha ocasionado que un buque de guera indio destruyerá un barco pirata en el Golfo de Adén, después que intentarán negociar el rescate del superpetrolero saudi "Sirius Star".
La creciente ola de piratas en las costas de Somalia ha ocasionado que un buque de guera indio destruyerá un barco pirata en el Golfo de Adén, después que intentarán negociar el rescate del superpetrolero saudí

E

l navío de guerra indio destruyó un barco pirata en el Golfo de Adén, mientras hombres armados somalíes apresaban dos buques más, pese al gran despliegue naval internacional frente a la costa del país. Los piratas han secuestrado un pesquero tailandés, un carguero griego y un barco de bandera de Hong Kong, que tenía como destino Irán desde la captura de un superpetrolero saudí que transportaba crudo por un valor de 100 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor secuestro naval de la historia.

Las autoridades de Arabia Saudita manifestaron que los dueños del superpetrolero estaban conversando sobre un posible rescate, pese a las reservas oficiales sobre negociar con los secuestradores. Por su parte, Irán dijo que estaba buscando contacto con el barco de Hong Kong, el cual había alquilado para importar grano. Los acontecimientos que han provocado los piratas en este año en Somalia, ha elevado los precios de los seguros, obligando a algunas empresas a cambiar sus rutas y provocando una respuesta militar sin precedentes de la Unión Europea, La OTAN y otros países.

“Los piratas está enviando un mensaje al mundo de que ‘podemos hacer lo que queremos, podemos pensar lo inimaginable, hacer lo inesperado’”, expresó Mombasa Andrew Mwangura, coordinador del Programa de Asistencia de Navegantes de África Oriental. La Fuerza Naval india, anunció que uno de sus buques de guerra, el INS Tabar, se enfrentó con piratas somalíes en el Golfo de Adén y destrozó su barco tras una batalla. “El fuego estalló en el barco y se escucharon explosiones, posiblemente debido a que explotaron municiones que estaban almacenadas en la nave”, informó el ejército, agregando que dos lanchas se alejaron velozmente.

La Oficina Marítima Internacional mencionó que los piratas de Somalia, habían secuestrado un pesquero tailandés de 16 tripulantes. Después se informó de la captura de una embarcación que se dirigía a Irán con un cargamento de granos. El grupo de Mwangura, avisó de la toma de un carguero griego, aunque un funcionario del Ministerio de Marina Mercante local, anunció en Atenas que no se tenía constancia de tal incidente.

La creciente piratería en Somalia, se ha visto impulsado por un aumento en la insurgencia islamista en tierra, donde volvieron a producirse conflictos con armas de fuego en Mogadiscio con el atractivo que resultan los rescates multimillonarios. Los expertos opinan que pagar rescates solo exacerba la piratería, los dueños del superpetrolero saudí Sirius Star han comenzado conversaciones. Como se recuerda, los piratas secuestraron la nave tras esquivar patrullas navales internacionales en su ataque más osado hasta la fecha.

“No nos gusta negociar con terroristas ni secuestradores, pero los dueños del petrolero, ellos son los árbitros finales de lo que ocurra aquí”, expresó el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Saud al-Faisal. El Sirius Star fue secuestrado a 450 millas al sureste de Mombasa, fuera de la zona habitual de operaciones de las bandas. Se creía que estaba anclado cerca de Eyl, una antigua población pesquera somalí y que ahora se ha convertido en una base pirata bien definida.

“Residentes de Eyl, me dijeron que podían ver las luces de un gran barco en el mar que parecía un petrolero”, informó Aweys Alí, presidente de la región somalí de Galkayo. Es posible que los piratas somalíes retienen en torno a una docena de barcos en la zona y más de 200 rehenes. Entre las embarcaciones hay una ucraniana que transportaba 33 tanques y otras armas, y fue capturada este año en otro gran golpe.

Debido a que están fuertemente armados con granadas, ametralladoras y lanzacohetes, la mayoría de las marinas extranjeras han evitado la confrontación directa, además, la mayoría de los propietarios de los barcos tratan de negociar los rescates. El comodoro de la Marina Real británica, Keith Winstanley, subcomandante de las Fuerzas Marítimas Combinadas en Oriente Medio, informó que las tropas no podían estar en todas partes. “Los piratas irán adonde estemos (…) Sí patrullamos el Golfo de Adén, entonces se irán a Mogadiscio. Si vamos a Mogadiscio, irán al Golfo de Adén”, expresó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s