Nace bebé después de dos días que su madre muriera, en Reino Unido.

Aya, la bebé que naciera después de dos dias en que muriera su madre, se encuentra estable. Su nombre significa "milagro" según el Corán.
Aya, la bebé que naciera después de dos días en que muriera su madre, se encuentra estable. Su nombre significa "milagro" según el Corán.

A

ya Jayne, nació prematuramente con tan solo 26 semanas de gestación y pesa 950 gramos. Todos coinciden que es un milagro que esté viva, no solo por su pequeñez sino porque llegó al mundo dos días después de que su madre falleciera.

Jayne Soliman, de 41 años, fue una patinadora sobre hielo, que llegó a ganar una medalla de oro en el Reino Unido, saliendo séptima en el campeonato mundial. Fue declarada muerta por los médicos del hospital Radcliffe de Oxford, cuando todavía estaba embarazada de Aya.

La mujer había sufrido un derrame cerebral del cual no pudo recuperarse. Pero los doctores decidieron mantener su cuerpo con vida 48 horas, para darle una oportunidad al bebé. En ese tiempo, Jayne recibió fuertes dosis de esteroides que ayudaron a que se desarrollaran los pulmones de la criatura que nació por cesárea.

La patinadora había tenido un embarazo saludable y sin problemas. Por ello, siguió trabajando como entrenadora, pero hace una semana, colapsó en su casa, después de quejarse de un fuerte dolor de cabeza. La ambulancia la trasladó hasta el hospital, pero horas después fue declarada con muerte cerebral. Los médicos declararon que un tumor extremadamente agresivo se había desarrollado en su cabeza en las últimas semanas y que le ocasionó un derrame fulminante.

El esposo de Jayne, Mahmoud Soliman, observó al mismo tiempo morir a su mujer y ver nacer a su hija. Acababan de desconectar a Jeyne de la máquina que mantenía latiendo su corazón, cuando le pusieron en sus brazos a la pequeñísima Aya. La bebita se iba a llamar Maggie, pero su padre decidió homenajear el milagro de su mujer. Aya es una palabra que en el Corán significa milagro.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera que un feto puede sobrevivir fuera de la madre a partir de la semana 23. La pequeña Aya nació en la semana 25, por lo que según las estadísticas tiene un 70% de posibilidades de seguir viviendo. Ya su diagnóstico es estable, aunque permanece en una incubadora.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s