Se levanta restricciones a estudios de Células Madre en Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos ha levantado las restricciones a la financiación federal de las Células Madre, ocacionando indignación en los opositores al aborto y al mismo tiempo, devolviendo la esperanza de quienes creen que se puedan lograr tratamientos para muchas enfermedades.

El presidente de los Estados Unidos ha levantado las restricciones a la financiación federal de las Células Madre, ocacionando indignación en los opositores al aborto y al mismo tiempo, devolviendo la esperanza de quienes creen que se puedan lograr tratamientos para muchas enfermedades.

E

l presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, levantó las restricciones a la financiación federal para la investigación con células madre de embriones humanos. La medida ocasionó el enojo de las personas que se oponen al aborto, pero da esperanza a quienes creen que este tipo de estudios científicos podría generar tratamientos para muchas enfermedades complejas.

“Levantaremos la prohibición de financiamiento federal para la prometedora investigación con células madre embrionarios”, expresó Obama. “También respaldaremos fuertemente a los científicos que realicen esta investigación. Y apuntaremos a que Estados Unidos lidere el mundo en lo que respecta a descubrimientos que algún día podrían ser rendidores”, agregó el Presidente estadounidense.

Las acciones de las compañías especializadas en la investigación con células madre se elevaron fuertemente al conocerse la noticia. Esta decisión fue un claro repudio del enfoque adoptado por el ex presidente George W. Bush. La ley estadounidense limita el uso de dinero federal para crear células madre humanas, pero Bush ajustó esas restricciones aún más para incluir también el trabajo que utiliza este tipo de células.

La decisión de Bush fue muy criticada con argumentos que se basaba en fundamentos políticos y religiosos en lugar de científicos. “Esto es un alivio de las pesadillas burocráticas que han desacelerado nuestro trabajo, desalentado a los científicos jóvenes y demorado el progreso por casi ocho años”, anunció el doctor Douglas Melton, del Instituto de Células Madre de Harvard, que las emplea para tratar de curar la diabetes juvenil y otras enfermedades.

“Ha habido investigación con células madre en este país financiada por la filantropía, por los estados, por la industria, pero siempre es mejor cuando el Gobierno federal, especialmente los NIH (Institutos Nacionales de Salud), crean un campo de juego en el que cualquiera (…) pueda actuar en esta arena tan emocionante”, expresó Harold Varmus, ex director de los NIH y actual asesor de Obama.

Michael West, de la compañía biotecnológica con sede en California BioTime, dijo que su empresa comenzará a beneficiarse con la decisión del presidente Obama, casi inmediatamente. BioTime acaba de comprar docenas de lotes de células madre de una clínica de fertilidad de Chicago y quiere venderlas a los ahora nuevamente incentivados investigadores.

Mientras tanto, los conservadores religiosos que solían respaldar a Bush, oponiéndose a la investigación de células madre embrionarias, porque su estudio involucra la destrucción de embriones, que ellos consideran una vida humana. Obama rechazó esa perspectiva. “Cuando se trata de investigación con células madre, en lugar de más descubrimientos, nuestro Gobierno fue forzado a lo que yo creo que es una falsa alternativa entre ciencia y valores morales” argumentó Obama.

Aunque no todos tienen el mismo pensamiento que el presidente, están quienes se oponen a la investigación con células madre de embriones humanos, pues consideran que con este tipo de estudios se destruyen vidas humanas. “Obama abre la puerta a las granjas de embriones humanos”, así expresó la entidad Nacional Right to Life, en un comunicado.

“Es un día triste, dado que el Gobierno federal financiará los estudios que explotan a los miembros con vida de la especie humana como materia prima para la investigación”, mencionó Douglas Jonson, en nombre del mencionado grupo.

Obama dijo que reconocía ese tipo de sentimientos pero que los rechzaba. “Cómo una persona de fe, creo que estamos llamados a cuidar unos de otros y trabajar para aliviar el sufrimiento humano. Pienso que hemos sido dotados con la capacidad y voluntad para perseguir esta investigación, y con la humanidad y la conciencia para hacerlo responsablemente”, expresó el presidente.

El senador de Kansas, Sam Brownback, está en contra de la medida. “Si un embrión es una vida, y yo creo fuertemente que lo es, entonces ningún Gobierno tiene el derecho de sancionar su destrucción para propósitos de investigación”.

Irving Weissman, director del Instituto de Biología de las Células Madre y Medicina Regenerativa de la Stanford University, mencionó que la medida ayudaría a prevenir abusos. “El Gobierno federal ha estado ausente como una voz a la hora de desarrollar las normativas de este tipo de investigación. Ahora puede intervenir”. Agregó Weissman.  

Los asesores de Obama mencionaron que no se dará detalles sobre cómo debería controlarse la investigación con células madre, pero que sí brindaría a los Institutos Nacionales de Salud un plazo de 120 días para confeccionar las guías. “Nunca tomaremos esta investigación de manera ligera”, dijo Obama. “Diseñaremos lineamientos estrictos, que se cumplirán rigurosamente porque no podemos tolerar un mal uso o abuso”, señaló el presidente estadounidense. “La promesa completa de la investigación con células madre sigue desconociéndose y no debería exagerarse”, explicó el presidente, agregando que “los científicos creen que estas células diminutas tendrían el potencial de ayudarnos a comprender, y posiblemente curar, algunas de nuestras enfermedades y condiciones más devastadoras”.

Obama firmó un memorando que ordena al jefe de la Oficina de Políticas Científicas y Tecnológicas de la Casa Blanca a desarrollar una estrategia para “restaurar la integridad científica a la toma de decisiones del Gobierno”. La ley de los Estados Unidos prohíbe el uso de fondos federales para extraer células madre de embriones humanos. La medida de Obama permite a los investigadores financiados a nivel federal trabajar con este tipo de células, aunque derivadas de otros laboratorios.  

Los expertos del tema, coinciden en que deberían desarrollarse todos los tipos de células madre, incluidas las que provienen de embriones humanos, aunque no está claro cuáles ofrecerían el mejor camino para una nueva clase de terapia conocida como medicina regenerativa. Mediante este nuevo enfoque de la medicina se espera que los médicos puedan reemplazar las células cerebrales destruidas por la enfermedas del Alzheimer y revertir defectos genéticos como la fibrosis quística, entre otros beneficios.

Anuncios

Una respuesta

  1. me gustaria saber si la celulas mades pòdrian regenerar el nervio opticop de mi bebe el tiene ahora 5 meses de edad por favor pido ayuda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: