Ahora son tres las mujeres que demandan la paternidad al presidente paraguayo Fernando Lugo.

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, atravieza por una crisis en su gobierno, después que se destapara la denuncia de paternidad y que días después reconociara a su hijo. En esta semana salió otra demanda, más grave, pues el ex obispo habría tenido relaciones con una mujer menor de edad. Ahora, sale a la luz, otra mujer que afirma que su hijo es del presidente, pero no lo demandará.

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, atraviesa por una crisis en su gobierno, después que se destapara la denuncia de paternidad y que días después reconociara a su hijo. En esta semana salió otra demanda, más grave, pues el ex obispo habría tenido relaciones con una mujer menor de edad. Ahora, sale a la luz, otra mujer que afirma que su hijo es del presidente, pero no lo demandará.

B

enigna Leguizamón, de 27 años, vendedora de detergentes, que vive en el este del país, afirmó haber tenido una relación con Fernando Lugo en el año 2001, cuando el actual presidente paraguayo aún era obispo del departamento de San Pedro, fruto de la cual nació un niño. Esta denuncia se produce una semana después de que el presidente asumiera la paternidad de otro menor de casi dos años, en una revelación que estremeció al país y afectó negativamente su popularidad.

Leguizamón tuvo una reunión con el abogado del mandatario, Marcos Fariña, quien le propuso la realización de una prueba de ADN fuera del proceso judicial para comprobar la paternidad del menor, pero fue rechazada por la mujer, no llegando a ningún acuerdo. “Estoy segura al 100 % que mi hijo es de ese desgraciado y mañana mismo señores, si consigo (un abogado que lo patrocine), presento la denuncia”, mencionó Leguizamón ofuscada, mientras tenía en sus brazos a su hijo. “(La prueba de) el ADN la voy a dar vía judicial”, añadió la mujer.

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, afirmó que estaba dispuesto a actuar siempre con el argumento de la verdad y a ponerse a disposición de la justicia para aclarar la denuncia, y señaló que mantendría este tema en el ámbito estrictamente privado. “Quiero aclarar una vez más que hay un menor y una madre de por medio y por respeto a ambos vamos a referirnos exclusivamente a la prueba de ADN, dentro o fuera de un proceso (…) estamos esperando lo que resuelva esta señora”, aseguro Fariña, tras la reunión.

Lugo fue obispo de San Pedro, una de las zonas más pobres de Paraguay, durante casi una década hasta el 2005 cuándo dejó sorpresivamente el obispado alegando problemas de salud. A finales del 2006 pidió un permiso al Vaticano para ser candidato presidencial, pero el Papa le negó la solicitud y lo suspendió en funciones. Lugo prosiguió con su campaña y logró ser electo gobernante, obteniendo una inédita dispensa de la Santa Sede para ejercer el cargo.

Por otro lado, el abogado de Lugo, señaló que el presidente está dispuesto a someterse a la prueba de ADN “dentro o fuera de un juicio” mencionando que habían propuesto que el análisis se realizará en privado para cautelar al menor. Leguizamón afirma que el mandatario es el padre del segundo de sus cuatro hijos, L. F., nacido en Choré, en el departamento de San Pedro (centro), donde en ese entonces Lugo se desempeñaba como la máxima autoridad eclesial. La mujer comentó que intimidó con Lugo cuando tenía 17 años de edad y acudió a él para pedir ayuda del Obispado, después de que el papá de su primer hijo se desentendiera de ella.

Por su parte, la presidenta del opositor Partido Colorado, Lilian Samaniego, solicitó a la Fiscalía que investigue al jefe de Estado por presunto abuso de menor en el marco del escándalo que afronta por paternidad. “Queremos que la Justicia esclarezca si hubo o no abuso del menor”, mencionó Samaniego en alusión a la relación que Lugo admitió, la semana pasada, que mantuvo con Viviana Carrillo, de 26 años, con quien concibió a G. A. C., nacido el 4 de mayo del 2007, cinco meses después de haber renunciado a su estado clerical, el 21 de diciembre del 2006, para lanzarse a la arena política.

Carrillo denunció al jefe de Estado hace dos semanas para exigir la filiación de su hijo, y según la joven, mencionó que ”tenía apenas 16 años” cuando coincidieron en la vivienda de su madrina, Edyth Lombardo de Vega, de la localidad de Chore, “donde el religioso se quedaba a dormir” y ella vivía. Por ello, Samaniego sostuvo que el mandatario en ningún negó que su relación con Carrillo se haya iniciado hace diez años, cuando la joven aún era menor de edad.

Con respecto a lo que opina la Iglesia sobre el tema, La Conferencia Episcopal Paraguaya aclaró que “nunca recibió ninguna denuncia formal por escrito” de que el ahora presidente tuvo hijos cuando era obispo, según denuncia de un religioso. Los obispos salieron así al cruce de las declaraciones de monseñor Rogelio Livieres, obispo de la diócesis de Alto Paraná, quién aseguró que la Iglesia había encubierto a Lugo.

“La Conferencia Episcopal Paraguaya nunca recibió ninguna denuncia formal por escrito con relación a Monseñor Fernando Lugo, referida a cuestiones de su supuesta paternidad”, dijo la CEP. “El Consejo Episcopal Permanente lamenta y rechaza las expresiones de Monseñor Rogelio Livieres Plano que hacen entender que hubo encubrimiento y complicidad de los obispos del Paraguay sobre la conducta moral del entonces miembro… Fernando Lugo”, agregó la CEP.

Ante el escándalo, el presidente paraguayo, Fernando Lugo, suspendió un viaje a Washington, donde debía participar de un seminario organizado por el Banco Mundial (BM). Oficialmente se comunicó que el viaje se suspendió debido a las actividades realizadas en estos días por Lugo, con motivo del primer aniversario de su histórico triunfo electoral y “la instalación de los nuevos ministros”. Aunque todo cabe de suponer que el viaje postergado, estaría relacionado con las últimas denuncias en su contra.

Estas denuncias ocurren en momentos en que comienzan a verse importantes fracturas en la coalición gubernamental y en un año complicado en lo económico como consecuencia de la crisis financiera.

Y cuando todo parecía acabar de sorprendernos y de publicar esta nota. Otra mujer, aseguraba que tuvo un hijo con el presidente de Paraguay, el ex Obispo Fernando Lugo, aunque ella afirma que no realizará ninguna demanda de filiación para el niño, de un año y cuatro meses de edad. Damiana Hortencia Morán Amarrilla, de 39 años, mencionó que no reclama nada al gobernante y que accedió a revelar su caso “al solo efecto de que se sepa la verdad”, porque considera que “tarde o temprano iba a aflorar”.

“Es una gran satisfacción haber descubierto un amor sin pedir nada, desinteresado y solamente tener la inspiración de una entrega, pero valorada, una entrega pero significativa”, afirma la mujer, ex coordinadora de la Pastoral Social de San Lorenzo, municipio cercano a Asunción. Damiana señaló que está divorciada desde hace cinco años, época en que conoció a Lugo, tras un matrimonio que duró 17 años, del cual tuvo dos hijos, que ahora tienen 20 y 21 años, pero agrega que los contactos “más próximos” se dieron en 2006, “luego de que renunciara como obispo de San Pedro (en el 2004).

En ese entonces, Lugo estaba al frente de la plataforma cívica Resistencia Ciudadana, de efímera existencia en el 2006, antes de dar vida a la hoy oficialista Alianza Patriótica para el Cambio (APC), integrada por varios partidos políticos y organizaciones sociales y de izquierda. “Lo que puedo asegurar es que fue una gran entrega y que fue una explosión de sentimientos, y por esas cosas de Dios y de la vida, nace un fruto, que es J. P.”, aseguró la mujer, al referirse al hijo que atribuye a Lugo.

Este sería el tercer escándalo que salpica a Lugo, producido dos días después de que la madre de L. F., Benigna Leguizamón, denunciara públicamente su caso y amenazara con recurrir a la Justicia con una demanda de filiación. Desde que Lugo admitió públicamente de que es el padre de G. A., después de que dos abogados promovieron una demanda en nombre de Viviana, se ha producido un revuelo en el país, con burlas y versiones periodísticas de futuras denuncias.

“Claro, hay chistes y tomaduras de pelo por toda la República de que van aparecer cinco o seis, dieciséis hijos. Y bueno, se verá en cada caso”, expresó la ministra de la Mujer, Gloria Rubín, después de una reunión con Lugo para analizar el caso de Benigna Leguizamón. “Si es tan cierto que (Lugo) tiene tantos hijos, la Secretaria de la Mujer va a tener que estar al servicio de todas las mujeres que vienen a reclamar la paternidad responsable”, aseguró la ministra y la principal referente de una organización que asiste a mujeres maltratadas o desamparadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: