Israel es responsable de siete ataques a los locales de la ONU en Gaza.

El Informe presentado al Consejo de Seguridad de la ONU menciona que Israel es responsable de siete ataques a escuelas e instalaciones de las Naciones Unidas en la franja de Gaza. (En la foto, una postal que refleja la angustia de una familia palestina por los ataques del Ejército Israelí)
El Informe presentado al Consejo de Seguridad de la ONU menciona que Israel es responsable de siete ataques a escuelas e instalaciones de las Naciones Unidas en la franja de Gaza. (En la foto, una postal que refleja la angustia de una familia palestina por los ataques del Ejército Israelí)
 

 

I

srael fue responsable de siete ataques a escuelas e instalaciones de la ONU durante su ofensiva militar en contra de Gaza, en los que utilizó fósforo blanco y causó daños superiores a los 10 millones de dólares, según el informe de una comisión del organismo mundial. “La Comisión halló que el Gobierno de Israel es responsable de la muerte y las heridas que se produjeron dentro de las instalaciones de Naciones Unidas, así como de los daños físicos que causaron a las instalaciones y propiedades de la ONU en estos incidentes”, menciona el documento entregado al Consejo de Seguridad.

La comisión nombrada en febrero por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, investigó nueve incidentes ocurridos entre diciembre y enero en los que personal o propiedades de la ONU fueron atacados, y en los que cerca de 50 personas perdieron la vida. Sus cuatro miembros concluyeron que el Ejército israelí fue el autor de los bombardeos contra tres escuelas y una clínica de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), así como la sede en Gaza de esta organización.

También responsabiliza a los soldados israelíes de los disparos que recibió un convoy con ayuda humanitaria de esa misma agencia, así como la destrucción del despacho en el territorio palestino del enviado especial de la ONU para Oriente Medio. En cuanto a los otros dos incidentes restantes, en uno no pudo determinar de dónde partió el fuego, y en el otro, el bombardeo de un almacén del Programa Mundial de Alimentos (PMA), lo atribuyó a un cohete del movimiento radical islámico Hamás.

La comisión encabezada por el ex presidente de Amnistía Internacional, Ian Martin, mencionó que no pudo esclarecer todas las circunstancias relacionadas con estos incidentes, en particular con el bombardeo del 6 de enero en las inmediaciones de una escuela de UNRWA en Jabalia, en la que murieron más de 40 personas. También pidió que se investigue la posible vulneración del derecho internacional por el uso de proyectiles con fósforo blanco en zonas pobladas, que asegura se emplearon en dos de los bombardeos de instalaciones de Naciones Unidas.

Ban aseguró que tiene la intención de pedir reparaciones al Gobierno israelí por los más de 10 millones de dólares en daños causados por los proyectiles de su Ejército a las instalaciones de la ONU. La ofensiva contra Hamás hecha por el Ejército israelí entre el 27 de diciembre y el 17 de enero tuvo como consecuencia la muerte de 1.400 palestinos y 5.000 heridos. Y los cohetes lanzados por milicianos palestinos desde Gaza contra Israel tuvieron 13 civiles heridos.

Por su parte, Israel criticó con dureza las conclusiones del informe de la ONU sobre la reciente ofensiva militar en la franja de Gaza y que fue presentado ante el Consejo de Seguridad, al considerarlo “tendencioso”. El documento sostiene que el Ejército israelí disparó de forma intencionada contra instalaciones de la ONU que albergaban a civiles en su interior durante la ofensiva militar en la franja de Gaza.

“El Estado de Israel rechaza la crítica en el borrador del informe de la comisión, y determina que tanto en espíritu como en el lenguaje es tendencioso, claramente sesgado e ignora los hechos presentados ante el comité”, se lee en un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí. Añadiendo que “La comisión ha preferido los argumentos de Hamás, una organización terrorista asesina, y haciendo eso ha confundido al mundo”.

El documento de Exteriores apunta que el secretario general de la ONU ha enfatizado que la comisión investigadora que instituyó crear para estudiar lo que aconteció en Gaza, no es un “órgano jurídico y no está autorizado a examinar cuestiones legales”. Este informe se suma a una larga lista de duras críticas internacionales por la ofensiva militar israelí que se prolongó 22 días. La incursión militar israelí, causó destrozos en la empobrecida franja mediterránea, en respuesta a los disparos de cohetes por parte de milicias palestinas contra el territorio de Israel.

El Ministro israelí se queja de que a pesar de haber cooperado completamente con el equipo investigador de la ONU y entregado un cuantioso material de inteligencia, estas informaciones no se ven reflejadas en el informe. “El informe ignora completamente los ocho años de ataques contra Israel que precedieron la decisión de iniciar la operación, e ignora las difíciles circunstancias sobre el terreno dictadas por Hamás y sus métodos de operación armada”, desde zonas densamente pobladas, señala Exteriores.

Israel hace responsable a la ONU de “sacar sus propias conclusiones sobre las maneras que debe aplicar para lidiar con la compleja realidad en la que una organización terrorista opera en las proximidades de instalaciones de la ONU, sin diferenciación y de forma que pone en peligro las actividades de Naciones Unidas”. Concluyendo que “Esperamos afirmaciones claras y acciones por parte de la ONU en este sentido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s