MILES MARCHAN CONTRA EL PODER DEL EJÉRCITO EN EGIPTO.

Marcha en Egipto

Miles de personas volvieron a salir a protestar, ahora contra el Junta Militar que se quiere entornillar en el poder

 

Una gran concentración de gente se ha congregado en la plaza de Tahrir, en El Cairo, para protestar contra el intento de los militares de perpetuarse en el poder. A causa del borrador presentado de principios supraconstitucionales propuesto por el viceprimer ministro All al Salmi, que concede capacidad de acción al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas para arbitrar el proceso de redacción de la nueva Carta Magna.

La “declaración de principios fundamentales dela Constitución”, establecida por 23 artículos, por la que se opone la mayoría de los grupos políticos, limita el poder de la comisión que redactará el texto. El apartado que ha generado estupor, es el que reserva al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas competencia exclusiva para controlar su presupuesto y el resto de ámbitos relativos al Ejército.

La demanda a la autoridad militar es que se devuelva a la sociedad civil el poder antes de finales de abril del 2012. Esto representa una queja a los intentos de la milicia de robarles la revolución y la democracia. La declaración también concede ala Junta Militarla posibilidad de rechazar la propuesta de Constitución si vulnera algunos de los principios básicos del Estado. Por lo cuál, se podría pedir una revisión y decretar la disolución dela Asamblea Constituyente, solicitando un nuevo texto.

La convocatoria a la marcha fue hecha por partidos islamistas, liberales e izquierdistas, grupos laicos, como el movimiento de Jóvenes del seis de abril y respaldado porLa LibertadyLa Justicia, el partido de los Hermanos Musulmanes, favoritos de ganar en los primeros comicios de Egipto en su historia, se han reunido en las principales ciudades del país. En Alejandría, más de 40.000 personas marchaban en la plaza de la mezquita de Qaed Ibrahim.

El Ejército ha reprimido con dureza las anteriores protestas, el 9 de octubre 26 coptos murieron por disparos y atropellos de vehículos militares. También ha torturado y juzgado a civiles en tribunales militares, 12.400 casos en nueve meses. Incluso evita poner fecha a las elecciones presidenciales, que según se informa, sería a finales del 2013. Pero lo que ha causado indignación es el intento de imponer a los partidos políticos un texto previo a la redacción dela Constituciónque tendrá que elaborar una comisión que emane del Parlamento que los egipcios empiezan a elegir el 28 de noviembre.

Cabe recordar que desde la caída del rais,la Junta Militarha demostrado no tener intención de ceder los privilegios que el Ejército ostenta desde que Egipto acabó con la monarquía en 1952 con un golpe de Estado. Todos sus presidentes, Gamal Abdel Nasser, Anuar el Sadat y Mubarak procedían del Ejército. Incluso se especulaba antes de la renuncia del faraón, si era posible que su hijo Gamal que no era militar podría heredar el poder. Existían dudas de que en caso de Fallecer Mubarak o hacer un traspaso de poder a su hijo, el Ejército le respaldase.

En enero, la revolución dejó a los militares al frente de un país que clamaba por recuperar la dignidad perdida y por una democracia y un reparto justo de la riqueza, sin necesidad de apoyarse en el retoño del rais. La negativa del Ejército de disparar a los protestantes y la decisión de apoyar al pueblo contra Mubarak, fueron la causa de la renuncia forzada del faraón. El Ejército era visto como el salvador de Egipto, la junta presidida por el mariscal Husein Tantui se comprometió a devolver el poder a las autoridades civiles tras la celebración de un referéndum constitucional y la elección de un nuevo presidente dela República. Conel trascurso del tiempo, la ilusión de fue desvaneciendo.

Por ello, muchos participantes en la marcha, corearon lemas contra Tantaui, ministro de Defensa en la dictadura de Mubarak durante 20 años, pidiendo la “caída de la junta militar”. Con el lema, “Por una sola razón” (la cesión de poder a una autoridad civil) se vuelve a las protestas.

Los principales líderes de la marcha, Los Hermanos Musulmanes o el partido salafista Al Nur (La Luz, en árabe), han confesado que se cometieron cuatro errores graves, “Primero, abandonamos Tahrir el 11 de febrero (fecha de la salida de Mubarak). Segundo, no elegimos un concejo revolucionario cuando dejamos la plaza. Tercero, permitimos a la junta militar formar el Gobierno de Essam Sharaf (actual primer ministro) que no es revolucionario. Y, por último, no establecimos un tribunal revolucionario el 12 de febrero para encarcelar a todos los responsables de corromper la vida política del país”, declaró Imam Safwat Hegazy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: