Volver a la meta un año después.

El fotógrafo Robert X. Fogarty de Dear World captó la imagen de una víctima del atentado con el siguiente mensaje de esperanza: “Puedes marcarme, pero no detenerme”
fotógrafo Robert X. Fogarty de Dear World.

Las víctimas del atentado de la Maratón de Boston, que enlutó al deporte mundial, ocurrido en el 15 de abril de 2013, volvieron al lugar donde dos explosiones acabaron con la vida de tres personas y dejaron un saldo de más de 260 personas heridas.

No fue nada fácil volver a la pista, donde hace un año se vivía una fiesta deportiva, por ser considerada una de las más importantes

Maratones. Los sobrevivientes del atentado, muchos de ellos con mutilaciones en sus cuerpos y heridas, no tuvieron reparo alguno en por fin cruzar la meta final.

La ceremonia fue presenciada por los familiares de las tres víctimas del atentado, como también por la familia de un policía del Instituto de Tecnología de Massachusetts que lamentablemente falleció en un tiroteo días después del ataque.

El FBI encontró como presuntos responsables del atentado a los dos hermanos chechenos Tsarnáev: Temerlán (26 años) y Dzhojar (19 años). El mayor falleció en un enfrentamiento con la policía y el segundo fue detenido en un escondite por la misma localidad.

El fotógrafo Robert X. Fogarty de Dear World, capturó a través de su lente, cómo es la vida hoy de las víctimas, logrando mensaje retratar un mensaje de esperanza, de vida, después de protagonizar la tragedia. Aquí una muestra, donde se puede apreciar el mensaje: “Puedes marcarme, pero no detenerme”  

Anuncios