Blatter es reelegido presidente de la FIFA en medio de escándalos de corrupción.

Joseph Blatter dando su discurso después de ser reelegido como presidente de la FIFA. (Fuente: FIFAtv)

Joseph Blatter dando su discurso después de ser reelegido como presidente de la FIFA. (Fuente: FIFAtv)

Después de 17 años en el cargo y tras las denuncias de corrupción en la institución. Joseph Blatter fue reelegido como presidente de la FIFA.

En la primera votación, algo innecesaria pues solo había dos candidatos, Blatter obtuvo 133 votos a favor, mientras que Ali bin Al-Hussein consiguió 73. A Blatter tan solo le faltaron siete votos para obtener los 2/3 de la votación. Ante esto, se decidió realizar una segunda vuelta, pero ante el asombro de todos los presentes en las instalaciones de la FIFA en Zúrich, Al-Hussein, anunció su retiro antes de empezar los comicios.

En medio de escándalo e investigaciones a cargo de la Fiscalía de los Estados Unidos y las autoridades Suizas, la elección de Blatter era importante para el esclarecimiento de las acusaciones de corrupción de algunos dirigentes. 

Joseph Blatter inicia su quinto mandato, con dudas sobre lo que harán sus críticos, entre ellos su amigo, el presidente de la UEFA, Michel Platini, otrora considerado su delfín, que personalmente y sin éxito le ha invitado a marcharse.

El suizo ha presidido la organización deportiva más poderosa del mundo, salpicada los últimos años por acusaciones de corrupción y compra de votos, especialmente desde la elección de Rusia y Catar como sedes mundialistas para 2018 y 2022.

Aquella concesión ha marcado el devenir de su último mandato, iniciado meses después de la votación en diciembre de 2010 y rodeado de polémicas desde el primer momento, ya que quien pretendió ser su contrincante en las elecciones de 2011, el catarí Mohamed Bin Hammam, acabó inhabilitado por intentar comprar votos.

Alejado de las acusaciones de éste y de las renuncias forzadas en 2013 de miembros de su Ejecutivo por recibir pagos injustificados de los derechos audiovisuales, como el paraguayo Nicolás Leóz o el brasileño Ricardo Teixeira e incluso su predecesor en el cargo, el brasileño Joao Havelange, Joseph Blatter se ofreció hace meses como la mejor opción para seguir en la presidencia.

(Fuente: EFE y El Comercio Perú)

Anuncios

El adiós de Steven Gerrard del Liverpool.

Se despide un grande. (Foto: Internet)

Se despide un grande. (Foto: Internet)

Siempre vistió de rojo, el rojo del club de sus amores, el Liverpool durante 17 años, incluso se dice que en ese tiempo tampoco cambió de peinado, ese es el gran capitán Steven Gerrard, gran mediocampista que cierra un ciclo en su carrera deportiva y uno de esos raros especímenes en el mundo del fútbol que ha sido fiel a sus colores y a su escudo.

Gerrard llegó al primer equipo de Anfield en 1998, luego de haber crecido en las categorías inferiores del club. Al cuál era hincha y que tuvo un lazo muy afectivo fuera de las canchas, desde que en la tragedia de Hillsborough de 1989, falleciera su primo, Jon-Paul Gilhooley, de tan solo 10 años, siendo la víctima más joven entre los 96 muertos en esa fatídica tarde.

Debutó a los 18 años, un delgado Gerrard, debutó en faltando pocos minutos para finalizar el partido ante el Blackburn Rovers en 1998. Su número en esa ocasión era el 28. Ya con el número 17, en el año 2001, desde fuera del área metió un golazo al portero Barthez dándole el triunfo ante su clásico rival el Manchester United.

Gerrard ha jugado más de 700 partidos defendiendo los colores de los Red, algunos de estos momentos dulces del gran capitán, fue en final de la Liga de Campeones de Estambul, en el 2005, donde Gerrard anota de cabeza un gol, en la gran remontada del Liverpool sobre el equipo italiano AC Milan, que comenzaron cayendo por un contundente 0 a 3, pero en definición por penales, el equipo de Anfield se llevó la “orejona”, este acto fue llamado como “el milagro de Estambul”. 

"El Milagro de Estambul", Liverpool hizo historia al remontar un 3 a 0 en contra y ganar por penales al AC Milán. (Foto: Internet)

“El Milagro de Estambul”, Liverpool hizo historia al remontar un 3 a 0 en contra y ganar por penales al AC Milán. (Foto: Internet)

Como no recordar también, aquel partido antes de llegar a la final con el AC Milan, el Liverpool estuvo cerca de ser eliminado por el Olimpiakos de Grecia, liderado por brasileño Rivaldo, en la fase de grupos, necesitaban una victoria por más de dos goles, en la última fecha, para avanzar a los octavos de final. Rivaldo de tiro libre adelantó al equipo griego, Pongolle, empató. Gerrard colaboró en el segundo a los 80. Pero cuando ya acababa el encuentro, Steven marcó un golazo desde fuera del área en el minuto 86, derrotando la férrea defensa del equipo griego, desde ese momento, se convertirían en un equipo temido en Europa y candidato para ganar el torneo, en donde resultaron campeones.

Al año siguiente, en la final de la Copa FA de la Asociación Inglesa de Fútbol, el equipo rival, el West Ham era claro dominador del encuentro, pero cada vez que se adelantaban en el marcador, aparecía Gerrard para empatar dos veces el encuentro. Incluso metió el gol en tiempo de descuento. Liverpool ganó la Copa por penales.

Pero no todo fue color de rosa, para la gran figura del Liverpool. En el encuentro contra el Chelsea, el equipo de Anfield se encaminaba para ganar su primer título en la liguero después de 24 años de sequía y el primero de la Premier, hasta que un inesperado resbalón de Gerrard, en el minuto 46 del primer tiempo, permitió que el Chelsea convirtiera el único tanto, que le bastó para ganar el partido y conseguir el campeonato. “Es mi mayor arrepentimiento, no haber ganado la Premier”, mencionó Gerrard al despedirse.

En la final de Atenas, por la Liga de Campeones, otra vez se volvieron a ver las caras contra el AC Milan, aunque el Liverpool era el gran favorito, dos goles de Inzaghi lograron vengarse al equipo italiano de la derrota en Estambul, dos años antes.

Contra el clásico rival, el Manchester United, tuvo momentos de gloria y muchas decepciones, pero justo en su último clásico en Anfield, lo expulsaron a segundos de comenzar el encuentro, por una agresión violenta y sin balón. 

El Anfield Road se vistió de gala para despedir a su ídolo. (foto: Internet)

El Anfield Road se vistió de gala para despedir a su ídolo. (foto: Internet)

Pero el momento de temido por los hinchas del Liverpool ha llegado, la camiseta número 8 de los “red” jugaría su último partido en el mítico Anfield Road. Con capacidad para 45.000 hinchas, en la ciudad de los Beatles, era un buen escenario para despedir al gran ídolo que no cambió nunca de camiseta ni de peinado. La mítica tribuna The Kop, lucía un impresionante mosaico para despedirlo, y habrá un pasillo cuando ingrese Gerrard a la cancha.

Emocionado y acompañado de sus hijas, ingresó al campo del Anfield por última vez, vistiendo la camiseta del Liverpool.

“Para mí, éste es su último partido. Está esperándolo, pero se sentirá raro cuando sepa que ya no volverá a jugar en Anfield. Espero que no llore”, dijo su gran amigo Jamie Carragher, quien tuvo una despedida similar.

“En Barcelona tienen ese lema de que el equipo es ‘más que un club’. Yo diría que Steven es más que fútbol. Se ha convertido en una figura icónica de la ciudad y con ello ha ayudado a mucha gente de aquí. Lo que él le ha dado a la gente no se lo ha dado ningún político. Él es Liverpool”, expresó el entrenador actual, Brendan Rodgers, quien por cierto tiene entre sus planes volver a juntar, dentro de un tiempo, a Gerrard y a Carragher e incluirlos en su staff técnico, cuando el mediocampista, que seguirá su carrera en Los Angeles Galaxy de la MLS, decida colgar las botas definitivamente.

Gerrard dejará Liverpool con 34 años, tras 17 temporadas y más de 700 partidos al servicio el primer equipo, aunque ingresó con sólo 9 años en su cantera. Terminó conquistando una Champions League (2005), una Copa de la UEFA (2001), dos Supercopas de Europa (2001, 2005), dos FA Cups (2001, 2006), tres Copas de la Liga (2001, 2003, 2012) y una Community Shield (2006).

Los hinchas de Liverpool cantaban “You’ll Never Walk Alone, Gerrard”


Fuente: BBC Mundo y JORGE ALDEA

http://resacasdeportivas.blogspot.com/