Obama: “El cambio llega a Washington”

El candidato demócrata, recibe el apoyo de más de 75.000 mil simpatizantes al cambio que propone.
El candidato demócrata, recibe el apoyo de más de 75.000 mil simpatizantes al cambio que propone.

El candidato para la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama, culminó con su discurso en la Convención Demócrata de Denver, ante más de 75.000 seguidores en el estadio de los Broncos. Aceptando la nominación de su partido, para la contienda electoral de noviembre, “con profunda gratitud y gran humildad”. Un día después de recibir formalmente el apoyo de los delgados demócratas. El senador por Illinois terminó su presentación en el 45º aniversario del discurso sobre igualdad de Martin Luther King, con una frase “Tengo un sueño”.

Ante controles de máxima seguridad, el público que se congregó en las instalaciones del Invesco Field, tuvo que esperar más de ocho horas antes del mitin, pero eso no afectó sus ánimos, pues querían escuchar al candidato que propone “la urgencia del momento” y “la unidad para el cambio”, y no los llegó a decepcionar. A diferencia del tono poético que caracterizaban sus alocuciones, esta vez habló en términos más populares. Además, agradeció a los Clinton por su apoyo después de las primarias que los hizo enfrentarse en una dura contienda.

En su discurso Obama dijo estar ante un momento decisivo en la historia, “Un momento en que nuestra nación está en guerra, nuestra economía se tambalea y la promesa americana está bajo amenaza una vez más. ¡América, podemos hacerlo mejor de lo que hemos demostrado!”. Se enfocó mucho en el tema económico, criticando la política del presidente George W. Bush, comparándolo con Bill Clinton, cuando recordó los 23 millones de puestos de trabajo creados bajo la dirección del presidente demócrata. De esto no se pudo salvar su contrincante John McCain, arremetiendo en un discurso centrado en la economía y la seguridad,  “Somos el partido de Roosevelt, el partido de Kennedy. Que nadie diga que los demócratas no sabemos defender este país”, indicó con firmeza.

También hizo sus propuestas, como acabar en 10 años la dependencia del petróleo de Oriente, recortará los impuestos al 95% de todas las familias trabajadoras e invertirá 150.000 millones de dólares en energías renovables. Se comprometió a poner fin de modo responsable a la guerra con Irak, a finalizar la lucha contra Al Qaeda y los talibanes de Afganistán, construir nuevas alianzas para hacer frente a las amenazas del siglo XXI: “Terrorismo y proliferación nuclear, pobreza y genocidio, cambio climático y enfermedades infecciosas”, mencionó.

El candidato demócrata proclamó ante los espectadores que se dieron cita en el Coliseo de Los Ángeles la entrada en “una nueva frontera”. “El cambio no viene de Washington; el cambio llega a Washington”, aseguró. Esta plataforma ha recibido burlas de parte de los republicanos, bautizándola como el “Templo de Obama” o “Barackópolis”, tildándolo de un ser Todopoderoso que “desciende de los cielos y pasara un rato con nosotros, los mortales, para aceptar la nominación demócrata”, bromeó Danny Díaz, portavoz del Comité Nacional Republicano, al ver un escenario excesivo y con columnas griegas.

Por otro lado, en la tienda republicana, el candidato John McCain anunció a Sarah Palin, gobernadora de Alaska, como su candidata a la vicepresidencia de EEUU. Según los analistas esta nominación es para captar aquellas seguidoras feministas decepcionadas con la derrota de Hilary Clinton, muchas de las cuales no quieren votar por el candidato demócrata, Barack Obama.

Palin, es madre de cinco hijos y gobernadora hace solo dos años de un Estado alejado del resto del país, por eso fue una sorpresa para todos el anunció de McCain. Si bien Palin, a sus 44 años, aportará frescura a la candidatura republicana, su falta de experiencia en el ambiente político será un gran obstáculo a vencer y convencer al electorado. Ya que la estrategia de McCain en contra de Obama ha sido criticarlo por su falta de experiencia, sobre todo en asuntos y relaciones internacionales. Además, teniendo en cuenta la edad avanzada y sus batallas contra el cáncer del candidato republicano, no es un escenario descartable, en caso de ser el ganador de las elecciones de noviembre, que se deba retirar de la presidencia, entonces, como establece la Constitución de EEUU, la que debería asumir el mandato sería Palin.   

Anuncios

Rusia reconoce independencia de regiones rebeldes de Georgia y no teme a una nueva “guerra fria”

Dimitri Medvedev desafiante con Occidente, no teme a una nueva "guerra fria"
Dimitri Medvedev desafiante con Occidente, no teme a una nueva

 

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, anunció la decisión de admitir a las regiones separatistas de Georgia, Osetia del Sur y Abjasia, como independientes. En un mensaje trasmitido por televisión, el jefe del Kremlin,  mencionó  que tras una reunión con el Consejo de Seguridad ruso, ministros y jefes militares, en donde hablaron sobre la crisis en Georgia, decidieron reconocer formalmente a las regiones separatistas como Estados Independientes, siguiendo la petición unánime del senado ruso, en un claro desafío para Occidente.

Medvedev instó a otros países a seguir su ejemplo y dijo en tono amenazante que “Rusia no tiene nada que temer, incluida una nueva “guerra fría” con Occidente”. El líder ruso, explicó que dicha medida se basa en los postulados de Carta de la ONU, la declaración de 1970 sobre los principios del derecho internacional sobre las relaciones amistosas entre los Estados y otros documentos internacionales. “La decisión no fue fácil, pero era la única posible para preservar la vida de la gente, teniendo en cuenta la libre expresión de la voluntad de los Oseta y Abjasio”, señaló Medvedev.

Desde un podio flanqueado por dos banderas rusas, Medvedev sostuvo que Rusia a había demostrado moderación y paciencia, en sus relaciones con Georgia, para solucionar el conflicto, pero que el gobierno georgiano nunca respondió a sus pedidos. “Desafortunadamente, fueron ignorados también por la OTAN y la ONU”, agregó. Además, acusó al presidente georgiano, Mijail Saakashvili, de genocida, por atacar a Osetia del Sur y que llevó al ejercito ruso a intervenir en el conflicto, “El 8 de agosto en Tiflis hicieron su opción, Saakashvili, eligió el genocidio para cumplir sus tareas políticas”, sentenció.

Entre tanto, los líderes rebeldes de Osetia del Sur y Abjasia, festejaron las declaraciones del presidente ruso, elogiándolo y manifestando su orgullo por esta decisión, mencionaron que este era un gran paso “histórico” de Rusia de reconocer su independencia. Además, el líder osetio Eduard Kokoity, dijo que estarían dispuestos a acoger una base militar rusa en su territorio.   

Las reacciones de condena ante la iniciativa rusa no se hicieron esperar. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice,  consideró “lamentable la aparente intención de Rusia”. Este reconocimiento de independencia es “deplorable” pues trata de reconocer a “dos regiones que han estado en conflicto y se encuentran claramente dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Georgia por múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad (de la ONU) del que es parte”, agregó.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad georgiano, Alexander Lomaia, declaró que el reconocimiento de los dos territorios separatistas “no tiene valor legal alguno” y acarreará “graves consecuencias políticas” a Rusia. Entre tanto, otros países de Occidente se pronunciaron, Gran Bretaña “rechazó tajantemente” la iniciativa rusa, Francia la consideró “lamentable”, Alemania mencionó que ésta “contradice el principio de integridad territorial y por esa razón es inaceptable” e Italia manifestó que carece de “marco jurídico internacional”.

Este anuncio llega después de que EEUU advirtiera que conocer la secesión sería “inaceptable” y reiterara que Rusia debía respetar el territorio de Georgia. Incluso, al ver que las fuerzas rusas se retiraban de la zona del conflicto, en la Casa Blanca, se están replanteando el acuerdo de cooperación nuclear con Rusia, que ya está en el Congreso norteamericano para su aprobación.

Entre tanto, ahora un alto general ruso a cuestionado el “nivel externo” de las actividades navales que realiza la OTAN en el mar Negro, dudando que sus fines solo sean entregar ayuda a Georgia o realizar ejercicios navales de rutina, añadiendo así una llamada de alerta a las fuerzas rusas ante un posible ataque.

Estas tensiones en el Cáucaso se encuentran desde el 8 de agosto, desde que las fuerzas rusas decidieron entrar a territorio georgiano, frustrando así el intento de Georgia para retomar Osetia del Sur. Después de varios acuerdos, ambas partes decidieron un poner fin al conflicto, pero Estados Unidos y otras potencias occidentales han acusado a Rusia de romper el acuerdo de mantener tanques y su ejército en Georgia.   

Osetia del Sur y Abjasia se separaron de Georgia a comienzos de los años 90 con el apoyo de Moscú, tras largas guerras separatistas seguidas a la ruptura de la Unión Soviética, de la que Georgia formaba parte.