Rajoy y el Partido Popular ganan la elección con mayoría absoluta en España.

Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP) fue elegido por amplia mayoría en España, asumiendo la misión de acabar con la crisis que se vive en el país ibérico.

El Partido Popular (PP) de derecha de Mariano Rajoy, ganó las elecciones en España con una amplía mayoría que resultó ser aplastante y un castigo del electorado al Partido Socialista (PSOE) por la crisis económica que viene atravesando el país ibérico.  El conservador PP consiguió la victoria electoral más amplia en 30 años, aunque el resultado solo calmó los nervios de los inversores.

El PP se quedó con 186 de los 350 que conformanla Cámarabaja, el PSOE con 110 escaños. Mientras en el Senado, el PP logró 105 y tan solo 48 escaños el PSOE. Los partidos pequeños duplicaron su presencia enla Cámarabaja del Parlamento, ganando 54 bancas desde el 26 que tenía en la última legislatura.

Es el peor resultado electoral para los socialistas que lidera el ex vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, desde 1978 y el mejor para los populares que podrían gobernar sin necesidad de aliarse a partidos más pequeños. En las elecciones del 2008, cuándo se iniciaba la crisis y en el José Luis Rodríguez Zapatero logró la reelección, el PSOE obtuvo 169 escaños, frente a 154 del PP.

Con la debacle del PSOE, el gran beneficiado seríala IzquierdaUnida, que logra 11 escaños, nueve más que en 2008. Ante el descontento de la izquierda con las políticas adoptadas por el Gobierno durante la crisis y el temor a que los conservadores ataquen los preciados sistemas públicos de salud y educación.

“No habrá milagros, no los hemos prometido, pero hemos visto en otros momentos que cuando las cosas se hacen bien se obtienen resultados”, resaltó Rajoy durante un discurso poco después de conocerse la victoria del PP.

El presidente electo apunta al mercado laboral y a una reforma financiera, postula cambios amplios en el sector público, pero no ha ofrecido pautas claras sobre su política. Se culpa a los socialistas de reaccionar demasiado tarde para hacer frente al estallido del boom inmobiliario, que está empujando al país hacia su segunda recesión en dos años. Se prevé que con la victoria de los conservadores seguirán las protestas de los indignados cuándo se anuncie las reformas.

Las elecciones se produjeron en medio de un ambiente tenso y lleno de pesimismo económico, por el creciente desempleo donde el 40% de los jóvenes no consiguen empleo y un millón de personas corren riesgo de perder sus hogares a favor de los bancos que han concedido las hipotecas, recortes den el gasto público y un nivel de deuda que puso al país en el centro del penoso panorama financiero que atraviesa la zona euro.  España se encuentra en una zona expectante del rescate financiero, y en donde los mercados han centrado su atención después de los cambios de Gobierno en Grecia e Italia por sus fuertes deudas públicas.

Se espera que con estos resultados, se intente calmar a los mercados dando a conocer aspectos básicos de un plan para reducir el déficit público y reformar la economía del país. Pero, de acuerdo a las leyes electorales, Rajoy, de 56 años, recién sería investido recién el 20 de diciembre.

Aunque la ausencia de detalles en los planes del presidente electo hace crecer más la incertidumbre en los mercados, generando presión para que haga conocer su plan de austeridad que se prevén que serán profundas y dolorosas para resucitar la economía.

No solo tendrá que enfrentar los problemas internos, sino aquellos que afectan a la zona euro, con Italia y Francia a la cabeza, indican que si el bloque no consigue una solución general a gran escala, Rajoy podría no ser capaz de salvar a España de un desplome fiscal.

La deuda española rondó el 7%, su nivel máximo desde el nacimiento del euro hace una década, y con una prima de riesgo en niveles similares a los que llevaron a países como Grecia, irlanda y Portugal a pedir un rescate financiero. La crisis dominó la campaña que tiene en promedio a uno de cada cinco trabajadores desempleado.

La crisis económica del país se remonta al periodo posterior a la admisión del euro en 1999, cuando un flujo de crédito barato desató una enorme burbuja inmobiliaria. Cuando el mercado de la construcción y vivienda se hundió en el 2007, el Gobierno, las empresas y los consumidores estaban endeudados. Los recortes y la recapitalización obligada de los bancos han conseguido evitar que España siga a Portugal e Irlanda en tener que pedir ayuda financiera al Fondo Monetario Internaciones yla UniónEuropea.Pero se agravó la tasa de desempleo en un 20%, siendo la más alta en toda la zona euro.

La crisis económica del país se remonta al periodo posterior a la admisión del euro en 1999, cuando un flujo de crédito barato desató una enorme burbuja inmobiliaria. Cuando el mercado de la construcción y vivienda se hundió en el 2007, el Gobierno, las empresas y los consumidores estaban endeudados. Los recortes y la recapitalización obligada de los bancos han conseguido evitar que España siga a Portugal e Irlanda en tener que pedir ayuda financiera al Fondo Monetario Internaciones yla Unión Europea.Pero se agravó la tasa de desempleo en un 20%, siendo la más alta en toda la zona euro.

Conservadores de Canadá ganan elecciones pero siguen con minoría en el parlamento

Stephen Harper del partido Conservador fue reelegido pero sigue con minoria en el parlamento canadiense.

Stephen Harper del partido Conservador fue reelegido pero sigue con minoría en el parlamento canadiense.

A pesar que fue reelecto el primer ministro de Canadá Stephen Harper, del Partido Conservador, no le alcanzó para llegar a formar un Gobierno mayoritario, tan sólo consiguió una minoría un poco más fuerte. Con esto, Harper no solo tendrá que evitar que la crisis financiera global afecte la economía de su país, sino también enfrentar a un parlamento fragmentado y buscar el apoyo de al menos uno de los tres partidos de la oposición para gobernar.

“el hecho de que el Sr. Harper se viera limitado a otro Gobierno minoritario, a pesar de que logó una minoría más fuerte, significa que esta campaña sólo puede ser considerada como una derrota personal”, fue el comentario en la editorial del diario Globe and Mail, uno de los más influyentes del país y que apoyó a Harper en su candidatura.

Los analistas más optimistas coinciden en que el reelecto Primer Ministro y su principal rival, el líder liberal Stephene Dion, se verán obligados a unificar una política en materia económica a medida que la crisis financiera estadounidense se expande hacia el norte. Por lo pronto, Harper pidió a los partidos que trabajen juntos para afrontar la crisis financiera mundial y ha tenido una respuesta positiva en la oposición.

Este será el tercer Gobierno de minoría de Canadá en cuatro años. Los conservadores, encabezados por Harper ya habían vencido al Gobierno de minoría liberal en la elección de enero del 2006. Ahora volvieron a ser elegidos, ante la promesa de ser la mejor opción para dirigir el país durante la crisis económica, pues mantendría los impuestos y el gasto estaría bajo control. Harper se ha convertido en el segundo Primer Ministro canadiense, después del liberal Lester Pearson en la década de los 60’s que gana un segundo Gobierno consecutivo de minoría.

El Partido Liberal, que históricamente ha gobernado Canadá por más tiempo, puede tener una lucha interna ante los malos resultados en las últimas elecciones y decida reemplazar a su líder, Stephene Dion, que reconoció su derrota, pero no está dispuesto a renunciar.

Obama: “El cambio llega a Washington”

El candidato demócrata, recibe el apoyo de más de 75.000 mil simpatizantes al cambio que propone.

El candidato demócrata, recibe el apoyo de más de 75.000 mil simpatizantes al cambio que propone.

El candidato para la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama, culminó con su discurso en la Convención Demócrata de Denver, ante más de 75.000 seguidores en el estadio de los Broncos. Aceptando la nominación de su partido, para la contienda electoral de noviembre, “con profunda gratitud y gran humildad”. Un día después de recibir formalmente el apoyo de los delgados demócratas. El senador por Illinois terminó su presentación en el 45º aniversario del discurso sobre igualdad de Martin Luther King, con una frase “Tengo un sueño”.

Ante controles de máxima seguridad, el público que se congregó en las instalaciones del Invesco Field, tuvo que esperar más de ocho horas antes del mitin, pero eso no afectó sus ánimos, pues querían escuchar al candidato que propone “la urgencia del momento” y “la unidad para el cambio”, y no los llegó a decepcionar. A diferencia del tono poético que caracterizaban sus alocuciones, esta vez habló en términos más populares. Además, agradeció a los Clinton por su apoyo después de las primarias que los hizo enfrentarse en una dura contienda.

En su discurso Obama dijo estar ante un momento decisivo en la historia, “Un momento en que nuestra nación está en guerra, nuestra economía se tambalea y la promesa americana está bajo amenaza una vez más. ¡América, podemos hacerlo mejor de lo que hemos demostrado!”. Se enfocó mucho en el tema económico, criticando la política del presidente George W. Bush, comparándolo con Bill Clinton, cuando recordó los 23 millones de puestos de trabajo creados bajo la dirección del presidente demócrata. De esto no se pudo salvar su contrincante John McCain, arremetiendo en un discurso centrado en la economía y la seguridad,  “Somos el partido de Roosevelt, el partido de Kennedy. Que nadie diga que los demócratas no sabemos defender este país”, indicó con firmeza.

También hizo sus propuestas, como acabar en 10 años la dependencia del petróleo de Oriente, recortará los impuestos al 95% de todas las familias trabajadoras e invertirá 150.000 millones de dólares en energías renovables. Se comprometió a poner fin de modo responsable a la guerra con Irak, a finalizar la lucha contra Al Qaeda y los talibanes de Afganistán, construir nuevas alianzas para hacer frente a las amenazas del siglo XXI: “Terrorismo y proliferación nuclear, pobreza y genocidio, cambio climático y enfermedades infecciosas”, mencionó.

El candidato demócrata proclamó ante los espectadores que se dieron cita en el Coliseo de Los Ángeles la entrada en “una nueva frontera”. “El cambio no viene de Washington; el cambio llega a Washington”, aseguró. Esta plataforma ha recibido burlas de parte de los republicanos, bautizándola como el “Templo de Obama” o “Barackópolis”, tildándolo de un ser Todopoderoso que “desciende de los cielos y pasara un rato con nosotros, los mortales, para aceptar la nominación demócrata”, bromeó Danny Díaz, portavoz del Comité Nacional Republicano, al ver un escenario excesivo y con columnas griegas.

Por otro lado, en la tienda republicana, el candidato John McCain anunció a Sarah Palin, gobernadora de Alaska, como su candidata a la vicepresidencia de EEUU. Según los analistas esta nominación es para captar aquellas seguidoras feministas decepcionadas con la derrota de Hilary Clinton, muchas de las cuales no quieren votar por el candidato demócrata, Barack Obama.

Palin, es madre de cinco hijos y gobernadora hace solo dos años de un Estado alejado del resto del país, por eso fue una sorpresa para todos el anunció de McCain. Si bien Palin, a sus 44 años, aportará frescura a la candidatura republicana, su falta de experiencia en el ambiente político será un gran obstáculo a vencer y convencer al electorado. Ya que la estrategia de McCain en contra de Obama ha sido criticarlo por su falta de experiencia, sobre todo en asuntos y relaciones internacionales. Además, teniendo en cuenta la edad avanzada y sus batallas contra el cáncer del candidato republicano, no es un escenario descartable, en caso de ser el ganador de las elecciones de noviembre, que se deba retirar de la presidencia, entonces, como establece la Constitución de EEUU, la que debería asumir el mandato sería Palin.