El escritor peruano Mario Vargas Llosa fue retenido y maltratado en Venezuela.

El escritor peruano, Mario Vargas Llosa, fue retenido en el aeropuerto de Maiquetía, Venezuela, por una hora, en dónde le quitaron su pasaporte y le advirtieron que no criticara al Gobierno de Hugo Chávez, bajo amenazas de expulsión del país. Fue deplorable lo acontecido.
El escritor peruano, Mario Vargas Llosa, fue retenido en el aeropuerto de Maiquetía, Venezuela, por una hora, en dónde le quitaron su pasaporte y le advirtieron que no criticara al Gobierno de Hugo Chávez, bajo amenazas de expulsión del país. Fue deplorable lo acontecido.
 

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, fue detenido en el aeropuerto caraqueño de Maiquetía, Venezuela, por más de una hora por los agentes de migración, país en el que participará en una conferencia sobre libertad y democracia. Al escritor un comando militar pretendió escoltarlo hasta el hotel “por su seguridad”, pero Vargas Llosa se negó. “Decían que querían escoltarme, yo les dije que no hacía falta, que no temía por mi seguridad, que yo tengo muchos amigos aquí”, aseguró el escritor en medio del tumulto al salir del aeropuerto y abordar un auto hacia Caracas.

Lo mismo sucedió con su hijo Álvaro Vargas Llosa, quién fue retenido en la víspera por espacio de tres horas en el aeropuerto en donde le indicaron no emitir declaraciones sobre política interna. Antes de llegar a Venezuela, Vargas Llosa criticó desde Bogotá el “populismo” del gobierno del presidente Hugo Chávez y aseguró que utiliza el dinero del petróleo para “sobornar a gobiernos democráticos”.

Después que las autoridades le advirtiesen de que no podía hacer declaraciones políticas bajo “el riesgo de ser expulsado del país”, el escritor peruano, señaló que no había llegado a Venezuela “a insultar” al presidente Hugo Chávez, sino “a expresar ideas”. “No vengo a insultar a Chávez, a los presidentes los critico cuando me parece que hay que criticar, y lo hago con energía, pero jamás a través del insulto”.

Vargas Llosa, que calificó su ingreso a Venezuela como “accidentado”, aseguró que estas advertencias son “intimidaciones” y que no cree que “estos gestos contribuyan a mejorar la imagen de Venezuela en el mundo”, sino que más bien “confirman los temores que hay entre la comunidad democrática sobre la libertad en Venezuela”. Este incidente, se suma al ocurrido con su hijo, Álvaro Vargas Llosa, quien también fue retenido durante varias horas por las autoridades aeroportuarias cuando llegó a Venezuela para participar del mismo foro.

“No hemos venido a insultar a nadie, si no a expresar ideas y a defender ciertos valores y principios, que son justamente los que han servido para atajar la violencia y traer el progreso a los pueblos”, añadió Vargas Llosa, de 73 años y eterno aspirante al premio Nobel. Su llegada a Venezuela coincidió con el aniversario de la supresión de la licencia de emisión en señal abierta del canal opositor Radio Caracas Televisión (RCTV) por parte del Gobierno de Chávez, por la que diversos sectores opositores han convocado una marcha en la capital venezolana.

“El cierre de RCTV fue un acontecimiento lamentable que mereció muy justas críticas en el mundo entero y desde luego que espero que no se vuelva a repetir semejante agravio contra la libertad de expresión”, afirmó el escritor peruano. También mencionó que lo ocurrido en el aeropuerto, que “estos incidentes menores, gajes del oficio para gentes que están comprometidas con la democracia, que tienen siempre avatares complicados en América Latina”.

El Foro “Encuentro Internacional Libertad y Democracia”, es organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico por la Libertad (Cedice) y contará con la participación, entre otros, del ex presidente boliviano Jorge Quiroga y el ex canciller y diplomático mexicano Jorge Castañeda.

El ministro venezolano de Cultura, Héctor Soto, llamó “irrespetuoso ex intelectual” al escritor peruano Mario Vargas Llosa, horas antes de que este llegue a Caracas para participar en un foro internacional. “Este ex intelectual también debe haber perdido algo de inteligencia al expresarse de manera irrespetuosa contra” el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y contra “íconos del pueblo” latinoamericano como el argentino cubano Ernesto “Ché” Guevara”, mencionó Soto.

Según versiones provenientes de Colombia, Vargas Llosa, dijo que Chávez desestabiliza la democracia con sobornos a gobiernos de la región y apoyos a sectores radicales fieles a un socialismo que “es una moda como la camisa del Ché”. Al parecer, esto hizo que el Ministro de Cultura venezolano propiciara tantos calificativos al escritor peruano.

“Este deslenguado, que ha venido varias veces al país, no tiene siquiera inteligencia suficiente como para no agredir íconos del pueblo”, afirmó Soto, quién mencionó que Vargas Llosa se nacionalizó español por que “le da vergüenza” ser peruano. “Un señor como Vargas Llosa ha perdido su condición de intelectual, es un ex intelectual (…), nosotros estamos construyendo y él tratando de destruir”, sostuvo Soto, después de leer opiniones atribuidas al escritor en las que descalifica, por ejemplo, al escritor uruguayo recientemente fallecido, Mario Benedetti.

En tanto, los dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), liderado por Chávez, advirtieron que respaldarán al Gobierno si decide expulsar del país a los participantes en el foro y el ministro del Interior, Tarek El Aissami, mencionó que el Gobierno no permitirá que falten el respeto al mandatario. “No vienen a participar para nada en un evento o un foro que deje algo constructivo al país, todo lo contrario: viene a provocar, a ofender a nuestras instituciones, a tratar de faltar el respeto al presidente, cosa que no vamos a permitir”, aseguro.

El ministro venezolano confirmó que paralelamente al foro de la “ultraderecha latinoamericana”, se celebrarán encuentros de ministros de Cultura de los países de la Alba, “con decenas de verdaderos intelectuales y el pueblo, en las calles”, porque “no se trata de una cita académica sino de una fiesta popular”. Sobre la reunión de ministros, mencionó que planteará “una marcha cívico militar” con soldados y civiles de los países bolivarianos en conmemoración del bicentenario de la Independencia de España.

Mientras tanto, el mandatario peruano, Alan García, calificó el hecho como una muestra de intolerancia y un hecho antidemocrático. “Lamentable, todo lo que atente contra la libertad de pensamiento y expresión es intolerancia, es antidemocrático”, afirmó García. El Presidente peruano, se mostró confiado en que estos sucesos intimiden a Vargas Llosa. “No creo que nadie se atreva a intentar amordazar a un hombre con tanto prestigio que defiende esencialmente la libertad y la democracia”. “Espero que tendrá oportunidad de expresar sus ideas y que podrá hacerlo con toda libertad”, agregó García.

En la inauguración del foro sobre libertades, Vargas Llosa mencionó que Venezuela “podría convertirse en la segunda Cuba de América Latina”. Advirtiendo que sobre la “deriva” del Gobierno del presidente Hugo Chávez que, en su opinión, “se acerca cada vez más a las dictaduras comunistas”. “No queremos que Venezuela se convierta en una sociedad totalitaria comunista. No lo es todavía porque si lo fuera no estaríamos aquí”, expresó el escritor.

“Venezuela podría convertirse en la segunda Cuba de América Latina, pero no lo permitiremos”, argumentó, ante una audiencia de 400 personas que acudieron al foro. “La libertad es el valor supremo”, que “abusada por politicastros y demagogos, la palabra libertad ha perdido parte de su significado”.

“La democracia fiscaliza el poder, por eso no estamos aquí para defender las democracias de mercado”, señaló el escritor peruano, quién recordó que se ha visto “la implosión de esos regímenes que habían proyectado el paraíso socialista en la tierra como la URSS y China”. “Vemos que solo se mantiene la ficción socialista en Cuba y en Corea del Norte”, agregó.

Anuncios

Un nuevo atentado contra la prensa en México: Atacan sede de Televisa en Monterrey.

La policia investiga quienes fueron los autores del nuevo atentado contra la sede de Televisa en Monterrey.
La policía investiga quienes fueron los autores del nuevo atentado contra la sede de Televisa en Monterrey.

E

l ataque ocurrido contra la cadena Televisa en Monterrey, al norte de México, felizmente no dejó víctimas que lamentar, pero puso de nuevo en el tapete el debate de los riesgos que corre el ejercicio del periodismo en ese país, y que varias organizaciones internacionales de profesionales la consideran la más peligrosa en Latinoamérica.

Las investigaciones oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) señalaron que alrededor de las 21:00 horas del martes, un grupo de “personas encapuchadas” atacó “desde un auto en marcha” las instalaciones de Televisa en Monterrey. La acción parecida a otra producida el pasado 13 de octubre contra el consulado estadounidense en la ciudad, con otra granada, que no explotó, se saldó con algunos daños materiales pero sin víctimas entre los reporteros y personal de Televisa.

El Grupo Televisa, condenó el lanzamiento de una granada de fragmentación y varios disparos contra su sede en la capital de Nuevo León. Se está investigando los motores que llevaron a este ataque en el Gobierno federal y de los cuales podría estar el crimen organizado. Tras los hechos se encontró un mensaje de los agresores que son dirigidos a Televisa “Ya dejen de transmitir nada más a nosotros. También transmitan a los “narcomandatarios”. Esto es un aviso”, señalaba el texto.

No es la primera vez que periodistas de Monterrey son agredidos o quedan a manos del crimen organizado. Los reporteros de TV Azteca, Gamaliel López y Gerardo Paredes, con base en la capital de Nuevo León, permanecen desaparecidos desde el 10 de mayo del 2007. La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra Periodistas (FEADP), dice que en ese caso la desaparición de los informadores podría “no guardar relación a su ejercicio periodístico”. Este organismo, en un reciente informe, señaló que en México el crimen organizado está tras el 16 % de las agresiones contra periodistas.

En el informe anual 2008, Reporteros Sin Fronteras (RSF), consideró una “hecatombe”, la situación de la prensa en México, donde cuatro periodistas perdieron la vida a consecuencia de su trabajo y cinco fueron secuestrados el año pasado. Según RSF, en el país diez medios fueron censurados el pasado y muchos otros comienzan a aplicar esquemas de autocensura para tratar de prevenir actos de violencia contra sus informadores. Lo cual es preocupante desde todo punto de vista.

 

La cadena televisiva rechazó “la violenta agresión” y anunció su “solidaridad personal y profesional” con sus trabajadores en Nuevo León. El periodista Joaquín López Dóriga, a nombre de Televisa, hizo público su repudio de “absolutamente todos” los trabajadores de la empresa de “el atentado, el acto de violencia, la intimidación, el intento de acallarnos, de acallar la libertad de expresión que no es sólo de los periodistas, es de todos los mexicanos”. También expresó “la exigencia” del principal grupo de comunicación mexicano a que las autoridades “investiguen, aclare, detenga y castiguen a los responsables de este atentado”.