Evo Morales afirma que la nueva Constitución ampliará autonomías.

Esta nueva Constitución aprobada según Morales es “plurinacional y socialista”. Incluye reformas como la reelección presidencial inmediata y las autonomias.

Esta nueva Constitución aprobada según Morales es “plurinacional y socialista”. Incluye reformas como la reelección presidencial inmediata y las autonomías.

E

l presidente de boliviano, Evo Morales, mencionó que no negociará con la oposición la recientemente aprobada Constitución socialista y que estimulará autonomías, pero las contempladas en la nueva Carta Magna y no modelos que intentaron aplicar previamente sus adversarios. Estas declaraciones del Presidente boliviano, rechaza las demandas de un nuevo pacto político surgidas por sectores de la oposición y amenazan con volver a levantar las tensiones luego del referendo. Esta nueva Constitución según Morales, es “plurinacional y socialista”. Incluye reformas como la reelección presidencial inmediata y las autonomías.

“No va a haber un pacto para revisar (la nueva Constitución) porque la voluntad soberana del pueblo boliviano se respeta y es obligación del Gobierno hacerla respetar”, mencionó Morales, al instalar una reunión extraordinaria con sus ministros, viceministros y otros altos funcionarios, para planificar el cambio constitucional. El Presidente boliviano recibió el apoyo de cerca del 60% de una población de mayoría pobre e indígena, que dijo “Sí” a la nueva Constitución en la consulta, según los cómputos oficiales, con más del 70% de las urnas escrutadas.

El Ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, señaló que la reunión gubernamental elaboraba planes para la aplicación de las autonomías y una reforma electoral, con miras a los comicios de diciembre, en los que Morales buscará la reelección. “La implementación va a requerir acuerdos complementarios, eso es la democracia, pero no hay que pensar que la Constitución recién aprobada podría ser objeto de modificación en función de acuerdos políticos, no, de ninguna manera”, anunció Romero, que es el vocero oficial en materia constitucional.

“Tras el referendo constitucional las autonomías ya no corresponden a algunas regiones, sino que son un tema nacional”, agregó en respuesta a los líderes de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, distritos de tierras bajas que enfrentan con demandas de autonomía a la mayoría oficialista, liderada por Morales desde su bastión electoral del occidente andino. El Gobierno que esos cuatro distritos se adecuen a sus estatutos de autonomía a la nueva Constitución, también quiere que se realicen “lo más pronto posible” referendos de autonomía en los otros cinco departamentos y en los territorios indígenas.

Por otro lado, el Prefecto de Tarija, Mario Cossio, quién se mostraba como el más conciliador entre los líderes regionales, insistió en que la oposición quería un “pacto con agenda abierta” y no sólo un proceso de coordinación con el Gobierno para aplicar el cambio constitucional. “Aceptamos el resultado (del referendo), pero hemos dicho que varios departamentos, entre ellos Tarija, no aceptan ese texto. Lo que viene por delante debe ser un pacto que hay que ir construyendo y sobre el cual estamos dispuestos a trabajar”, mencionó Cossio.

Con este cambio constitucional, los indígenas ganarán acceso privilegiado a los poderes Legislativo y Judicial, el Estado consolidará el control sobre los recursos naturales, en especial las enormes reservas de gas, minerales y bosques.

Gran Bretaña aprobó una nueva Constitución para las Islas Malvinas.

El Reino Unido aprobó una nueva Constitución para las Islas Malvinas (Falkland Islands)

El Reino Unido aprobó una nueva Constitución para las Islas Malvinas (Falkland Islands)

E

l Reino Unido aprobó una nueva Constitución para las Islas Malvinas que otorga más poder al gobernador de ese territorio del Atlántico Sur, en el que Gran Bretaña y la Argentina libraron una guerra en 1982 por su soberanía. El ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido (Foreign Office) informó que la reina Isabel II de Inglaterra firmó la llamada “Orden de la Constitución de las Islas Malvinas del 2008”, que entrará en vigor el 1 de enero del 2009.

En el texto constitucional se faculta al gobernador para no seguir con las recomendaciones del Consejo Ejecutivo en “el interés de un buen gobierno” del territorio en materia de asuntos exteriores, seguridad interna, administración de justicia y gestión de los servicios públicos. Las Islas Malvinas, que en inglés son llamadas las “Falkland Islands”, son un archipiélago ubicado a unos 500 kilómetros de la Patagonia argentina, a 772 Km. Al noreste del Cabo de Hornos.

El reconocimiento que se hace del jefe del Ejecutivo como “cabeza de servicios públicos, pero bajo la autoridad y dirección del gobernador”. El Foreign Office, también establece un comité de cuentas públicas y la institución de un Comisario de Quejas, según el cuál el texto cumple con lo establecido por la Convención Europea de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU.

Se introduce cambios en el “estatus” de los habitantes del archipiélago, como el derecho al voto, de manera que las referencias a los “ciudadanos de la Commonwealth”, se suplanta por la “ciudadanos británicos”. Con ello, los ciudadanos de los territorios británicos de ultramar tendrán que solicitar expresamente ese “estatus” en lugar de poder conseguirlo automáticamente, requerimiento que también se aplica a sus cónyuges.

El secretario de Estado británico de Exteriores, Gillian Merron, mencionó que el documento refuerza “la democracia local, al tiempo que conserva poderes suficientes para que el Gobierno de Londres proteja los intereses del Reino Unido y garantice el buen gobierno general del territorio”. Agregando que “el mundo ha avanzado desde que entró en vigor la anterior Constitución de las Malvinas en 1985 y las islas se han desarrollado fuertemente tanto en lo económico como en lo social”.

En la Argentina no se quedaron con las manos cruzadas, presentaron una protesta formal ante la nueva Constitución para las Malvinas. El canciller Taina afirmó que la decisión del gobierno británico de aprobar un nuevo marco legal para las islas “constituye una flagrante violación del mandato que imponen las Naciones Unidas”. Agregó que “el Gobierno denunciará ante la comunidad internacional esta violación”. Por ello convocó de carácter de urgencia al Encargado de Negocios de la Embajada británica. Según el Gobierno Argentino, quién en un documento emitido por la chancillería, mencionó que la pretendida “Constitución” adoptada por Londres, refiere el principio de libre determinación de los pueblos, que resulta totalmente ajeno, y en consecuencia inaplicable, a la disputa de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido.

Como se recuerda, el Reino Unido ocupa las Islas Malvinas desde 1833. Con la Argentina tuvieron una guerra en 1982, conflicto en el que murieron 255 militares británicos y más de 650 argentinos.  

Evo Morales renuncia a una segunda reelección.

El presidente boliviano, Evo Morales, está dispuesto a todo para que el Congreso apruebe la convocatoria a referendo para su nueva Constitución.

El presidente boliviano, Evo Morales, está dispuesto a todo para que el Congreso apruebe la convocatoria a referendo para su nueva Constitución.

El mandatario boliviano, Evo Morales, anunció su renuncia a una virtual segunda reelección sucesiva, para llegar a un acuerdo con la oposición que pueda votar a favor de un referendo para cambiar la Constitución. El ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, confirmó la renuncia de Morales, “El presidente ha obtenido más de dos tercios de votos (en un referendo) el 10 de agosto en las urnas (…) y ofrece generosamente esa legitimación emergente de las urnas a cambio de viabilizar la aprobación e implementación de la nueva Constitución”, manifestó.

Pero ello no parecía ser suficiente para la oposición conservadora que bloqueaba la sesión del Congreso, dejando sin quórum al Senado donde se debería votar la convocatoria para el referendo. La principal fuerza opositora, la alianza conservadora Podemos, mantenía su demanda de que el Presidente y el Congreso completen su mandato hasta enero del 2011 y no como quiere el Gobierno, que los cambios comiencen el 2009. La nueva Constitución establece la posibilidad de reelección inmediata por una sola vez y la decisión de Morales implica que si es reelegido inmediatamente después del cambio constitucional, ya no buscaría otra reelección cinco años más tarde.

“El presidente de manera desprendida ha planteado acortar su mandado para adelantar elecciones e implementar la nueva institucionalidad bajo la nueva Constitución”, anunció Romero, principal negociador del oficialismo, en conferencia de prensa. La nueva Carta Magna que Morales desea que se apruebe dará más poder a los indígenas, prohibirá futuros latifundios y consolidará el control estatal sobre la economía, fue aprobada en diciembre del 2007 por una Asamblea Constituyente de la que la oposición se autoexcluyó. El oficialismo espera que tras poner fin a las discrepancias que había con el principal partido opositor “Podemos” se pueda aprobar el referendo lo más antes posible.

Mientras tanto, el presidente Evo Morales, encabezaba la marcha multitudinaria a favor del referendo para cambiar la Constitución Nacional que se dirigía al Congreso. Acompañado del líder de la Central Obrera Boliviana (COB) Pedro Montes y otros dirigentes nacionales y de organizaciones sociales, Morales hizo una ofrenda a la Pachamama (madre tierra) al pasar por La Ceja, confluencia entre la combativa ciudad aymara de El Alto y La Paz. “Esto es impresionante, esto no puede ser desoído por una minoría”, dijo Morales. Según algunos cálculos, son más de 200.000 personas procedentes de todo el país que se confundía en la marcha que fue iniciada hace una semana.

Los manifestantes amenazaron con tomar el Congreso si no se aprueba la convocatoria al referendo que pueda poner en vigencia la nueva Constitución de línea indigenista y socialista. Para que se apruebe el referendo se necesita los dos tercios de los votos en el Congreso, por ello los del partido de Morales necesitan el apoyo del partido opositor Podemos.