Blatter es reelegido presidente de la FIFA en medio de escándalos de corrupción.

Joseph Blatter dando su discurso después de ser reelegido como presidente de la FIFA. (Fuente: FIFAtv)

Joseph Blatter dando su discurso después de ser reelegido como presidente de la FIFA. (Fuente: FIFAtv)

Después de 17 años en el cargo y tras las denuncias de corrupción en la institución. Joseph Blatter fue reelegido como presidente de la FIFA.

En la primera votación, algo innecesaria pues solo había dos candidatos, Blatter obtuvo 133 votos a favor, mientras que Ali bin Al-Hussein consiguió 73. A Blatter tan solo le faltaron siete votos para obtener los 2/3 de la votación. Ante esto, se decidió realizar una segunda vuelta, pero ante el asombro de todos los presentes en las instalaciones de la FIFA en Zúrich, Al-Hussein, anunció su retiro antes de empezar los comicios.

En medio de escándalo e investigaciones a cargo de la Fiscalía de los Estados Unidos y las autoridades Suizas, la elección de Blatter era importante para el esclarecimiento de las acusaciones de corrupción de algunos dirigentes. 

Joseph Blatter inicia su quinto mandato, con dudas sobre lo que harán sus críticos, entre ellos su amigo, el presidente de la UEFA, Michel Platini, otrora considerado su delfín, que personalmente y sin éxito le ha invitado a marcharse.

El suizo ha presidido la organización deportiva más poderosa del mundo, salpicada los últimos años por acusaciones de corrupción y compra de votos, especialmente desde la elección de Rusia y Catar como sedes mundialistas para 2018 y 2022.

Aquella concesión ha marcado el devenir de su último mandato, iniciado meses después de la votación en diciembre de 2010 y rodeado de polémicas desde el primer momento, ya que quien pretendió ser su contrincante en las elecciones de 2011, el catarí Mohamed Bin Hammam, acabó inhabilitado por intentar comprar votos.

Alejado de las acusaciones de éste y de las renuncias forzadas en 2013 de miembros de su Ejecutivo por recibir pagos injustificados de los derechos audiovisuales, como el paraguayo Nicolás Leóz o el brasileño Ricardo Teixeira e incluso su predecesor en el cargo, el brasileño Joao Havelange, Joseph Blatter se ofreció hace meses como la mejor opción para seguir en la presidencia.

(Fuente: EFE y El Comercio Perú)

Rusia aprueba el corte de gas a Ucrania.

El Gobierno Ruso, mediante la compañia de gas, Gazprom, dejó de suministrar gas a Ucrania, no solo afectadando a ese pais, sino a varios de Europa.

El Gobierno Ruso, mediante la compañía de gas, Gazprom, dejó de suministrar gas a Ucrania, no solo afectadando a ese país, sino a varios de Europa.

E

l primer ministro ruso, Vladimir Putin, aprobó el corte del suministro de gas a Europa por territorio de Ucrania, tras asegurarle al jefe del consorcio de la empresa Gazprom, que Ucrania ha paralizado el tránsito y desvía el carburante. “Esta noche y en el curso de la mañana, Ucrania cerró todos los corredores de transporte de gas a Europa”, dijo el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, tras tener una reunión con Putin en el Palacio de Constantino de San Petersburgo.

Miller propuso “suspender los suministros de gas a la frontera ucraniana dado que Ucrania roba el carburante ruso”, que no llega a los clientes europeos. Aunque la empresa de gas estatal ucraniana Naftogaz denunció que la parte rusa suspendió totalmente el bombeo de gas para Europa a las 07:44 horas, Miller afirmó que “Gazprom continúa los suministros al sistema de gasoductos ucraniano”.

“Ahora son las 15:45 horas. ¿Quiere decir que Gazprom todavía continúa los suministros?”, preguntó Putin ante la prensa y, tras escuchar la confirmación de Miller, dio su visto bueno para interrumpir el bombeo. “Estoy de acuerdo con su propuesta” afirmó Putin sobre el cierre del grifo definitivo al país vecino y señaló que “hay que hacerlo públicamente, en presencia de observadores europeos”.

Miller anunció que la suspensión por Ucrania del transito de gas ruso a Europa lo confirman los observadores de Gazprom y un estudio de una compañía independiente. El problema de gas entre Moscú y Kiev, que se culpan mutuamente, condujo al corte total de los suministros de gas ruso a los países europeos a través de Ucrania, por donde pasa el 80 % del carburante que Gazprom vende a Europa.

La presidencia checa de la Unión Europea, emplazó a Rusia y Ucrania para que reanuden mañana los suministros de gas a la UE, y advirtió de que en caso contrario se tomarán “medidas más severas”. Gazprom cortó el gas a Ucrania el 1 de enero, tras no alcanzar un acuerdo con Naftogaz sobre el precio en 2009 y la tarifa de tránsito por territorio ucraniano, pero siguió los suministros con destino a Europa mientras acusaba a Naftogaz de desviar el carburante.

Rusia reconoce independencia de regiones rebeldes de Georgia y no teme a una nueva “guerra fria”

Dimitri Medvedev desafiante con Occidente, no teme a una nueva "guerra fria"

Dimitri Medvedev desafiante con Occidente, no teme a una nueva

 

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, anunció la decisión de admitir a las regiones separatistas de Georgia, Osetia del Sur y Abjasia, como independientes. En un mensaje trasmitido por televisión, el jefe del Kremlin,  mencionó  que tras una reunión con el Consejo de Seguridad ruso, ministros y jefes militares, en donde hablaron sobre la crisis en Georgia, decidieron reconocer formalmente a las regiones separatistas como Estados Independientes, siguiendo la petición unánime del senado ruso, en un claro desafío para Occidente.

Medvedev instó a otros países a seguir su ejemplo y dijo en tono amenazante que “Rusia no tiene nada que temer, incluida una nueva “guerra fría” con Occidente”. El líder ruso, explicó que dicha medida se basa en los postulados de Carta de la ONU, la declaración de 1970 sobre los principios del derecho internacional sobre las relaciones amistosas entre los Estados y otros documentos internacionales. “La decisión no fue fácil, pero era la única posible para preservar la vida de la gente, teniendo en cuenta la libre expresión de la voluntad de los Oseta y Abjasio”, señaló Medvedev.

Desde un podio flanqueado por dos banderas rusas, Medvedev sostuvo que Rusia a había demostrado moderación y paciencia, en sus relaciones con Georgia, para solucionar el conflicto, pero que el gobierno georgiano nunca respondió a sus pedidos. “Desafortunadamente, fueron ignorados también por la OTAN y la ONU”, agregó. Además, acusó al presidente georgiano, Mijail Saakashvili, de genocida, por atacar a Osetia del Sur y que llevó al ejercito ruso a intervenir en el conflicto, “El 8 de agosto en Tiflis hicieron su opción, Saakashvili, eligió el genocidio para cumplir sus tareas políticas”, sentenció.

Entre tanto, los líderes rebeldes de Osetia del Sur y Abjasia, festejaron las declaraciones del presidente ruso, elogiándolo y manifestando su orgullo por esta decisión, mencionaron que este era un gran paso “histórico” de Rusia de reconocer su independencia. Además, el líder osetio Eduard Kokoity, dijo que estarían dispuestos a acoger una base militar rusa en su territorio.   

Las reacciones de condena ante la iniciativa rusa no se hicieron esperar. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice,  consideró “lamentable la aparente intención de Rusia”. Este reconocimiento de independencia es “deplorable” pues trata de reconocer a “dos regiones que han estado en conflicto y se encuentran claramente dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Georgia por múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad (de la ONU) del que es parte”, agregó.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad georgiano, Alexander Lomaia, declaró que el reconocimiento de los dos territorios separatistas “no tiene valor legal alguno” y acarreará “graves consecuencias políticas” a Rusia. Entre tanto, otros países de Occidente se pronunciaron, Gran Bretaña “rechazó tajantemente” la iniciativa rusa, Francia la consideró “lamentable”, Alemania mencionó que ésta “contradice el principio de integridad territorial y por esa razón es inaceptable” e Italia manifestó que carece de “marco jurídico internacional”.

Este anuncio llega después de que EEUU advirtiera que conocer la secesión sería “inaceptable” y reiterara que Rusia debía respetar el territorio de Georgia. Incluso, al ver que las fuerzas rusas se retiraban de la zona del conflicto, en la Casa Blanca, se están replanteando el acuerdo de cooperación nuclear con Rusia, que ya está en el Congreso norteamericano para su aprobación.

Entre tanto, ahora un alto general ruso a cuestionado el “nivel externo” de las actividades navales que realiza la OTAN en el mar Negro, dudando que sus fines solo sean entregar ayuda a Georgia o realizar ejercicios navales de rutina, añadiendo así una llamada de alerta a las fuerzas rusas ante un posible ataque.

Estas tensiones en el Cáucaso se encuentran desde el 8 de agosto, desde que las fuerzas rusas decidieron entrar a territorio georgiano, frustrando así el intento de Georgia para retomar Osetia del Sur. Después de varios acuerdos, ambas partes decidieron un poner fin al conflicto, pero Estados Unidos y otras potencias occidentales han acusado a Rusia de romper el acuerdo de mantener tanques y su ejército en Georgia.   

Osetia del Sur y Abjasia se separaron de Georgia a comienzos de los años 90 con el apoyo de Moscú, tras largas guerras separatistas seguidas a la ruptura de la Unión Soviética, de la que Georgia formaba parte.